Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

Secciones
Servicios

Conferencia Pol?tica - Propuestas para el Cambio

Sincroniza tu Agenda con la del PSOE

Ir a Tu Tienda PSOE

Nuevos Estatutos

EN DOS PARTES dado su tamaño
04/07/17
  • Del·licious
  • Meneame
  • Facebook
  • Twitter
  • GoogleBookMarks
  • Imprime
  • Comparte
Votar:

Votar:

Ponencia orgánica
4. UN MODELO DE PARTIDO PARA UNA NUEVA SOCIALDEMOCRACIA.
1. El PSOE es el partido con más historia del sistema político español gracias a su capacidad de adaptación a los cambios. Sin embargo, desde hace algún tiempo no se han aprovechado todas las oportunidades de modernizar nuestras estructuras y procedimientos. Es el momento de garantizar el futuro del Partido Socialista adaptándonos a nuevas formas de participación política de la ciudadanía. Los militantes, los simpatizantes y la ciudadanía deben ser el centro de gravedad de los cambios a emprender.
2. La participación y el empoderamiento de la militancia, la transparencia, la eficacia, la apertura del PSOE y de las Casas del Pueblo a la sociedad española y a las organizaciones progresistas, la rendición de cuentas, serán señas de identidad de una nueva época. En algunas ocasiones hemos aprobado reformas muy importantes en nuestros Congresos, que posteriormente no han llegado a hacerse realidad; es el momento de cumplir aquello a lo que nos comprometemos, también en los aspectos organizativos del Partido.
3. Las funciones de un partido político son básicamente cuatro y actualmente el PSOE no está cumpliendo adecuadamente con todas ellas.
4. En primer lugar el papel central de un partido político es formular programas que permitan llevar a la práctica la defensa de los intereses y aspiraciones de la mayoría social. Para ello, hay que tener claro cuál es el nuevo proyecto del socialismo para el siglo XXI en coherencia con los
principios socialdemócratas.
5. La segunda función de un partido político es contar con cuadros competentes y garantizar una formación permanente y de calidad a sus afiliados y afiliadas y cuadros para que puedan ejercer de manera óptima, con garantías de lealtad con el proyecto socialista y con honestidad y competencia las funciones de representación y de gestión democrática de las instituciones. Ello implica una buena capacidad de preselección de candidatos adecuados y de formación de cuadros políticos. Sin embargo, el sistema de selección de candidatos y de cuadros políticos en el PSOE ha llegado a ser endogámico y presenta carencias que han dado lugar a problemas de agotamiento.
El talento de nuestra militancia debe ser valorado y aprovechado, para que la organización pueda beneficiarse de la inteligencia, el conocimiento, el trabajo y la experiencia de miles de militantes.
6. La tercera función básica de los partidos consiste en hacer llegar la política a la ciudadanía. Lo que implica rendir cuentas, como corresponde a una organización que cree en la democracia y la pone en práctica, y generar lazos abiertos y enriquecedores con la sociedad. Sin embargo, el funcionamiento actual del PSOE presenta insuficiencias, habiéndose debilitado últimamente los vínculos con la ciudadanía, existiendo síntomas de desconexión con algunos de los sectores más dinámicos de la población.
7. La cuarta función consiste en canalizar la participación política de los ciudadanos, de acuerdo a lo que se estipula en la Constitución Española, lo cual supone reconocer y potenciar la capacidad de éstos para intervenir en las decisiones políticas. Esto nos compromete también con 2 la regeneración democrática.
8. La revocación o censura de un Secretario General requerirá ser motivada y acordada por un mínimo del 51% de votos del Comité Federal u órgano equiparable a otro nivel territorial y deberá ser aprobada por la militancia en una consulta. En caso de que la remoción del Secretario General sea ratificada por la militancia en un plazo máximo de quince días, dará lugar al cese automático de la Comisión Ejecutiva Federal, nombrándose una Comisión Gestora por el Comité Federal, o el órgano equivalente a otro nivel territorial. La Comisión Gestora tendrá un mandato limitado a un plazo de 90 días como máximo desde su nombramiento, teniendo como misión exclusiva la organización del proceso de Primarias y Congreso en ese período, que dé lugar a la elección de un nuevo Secretario General y una nueva Comisión Ejecutiva. La Comisión Gestora solo podrá adoptar -desde una posición de neutralidad interna- las decisiones ordinarias de gestión de la organización del partido, sin comprometer con su actuación la política o el funcionamiento más allá del periodo de su mandato.
En una perspectiva democratizadora, se tasará la constitución de las Comisiones Gestoras, cuya constitución deberá ser informada por la Comisión de Ética y Garantías y decididas y ratificadas por la Comisión Ejecutiva de nivel superior. La duración de una Gestora no deberá prolongarse más allá de noventa días. El censo de afiliados y militantes no podrá variar a partir de la creación de una Gestora.
De igual manera, las dimisiones que puedan producirse de miembros de la Comisión Ejecutiva Federal no llevarán, en ningún caso, al cese de los demás componentes de dicha Comisión, ni a la convocatoria automática de un Congreso Federal.
9. El PSOE vive un período de tensión que en el fondo deriva de la crisis del proyecto socialista y su indefinición actual. La socialdemocracia solo tiene una salida para superar este momento de crisis: volver a definir su proyecto con claridad de ideas. Para ello hay que redefinir y cambiar las viejas metodologías de trabajo, abandonando el modelo de “arriba-abajo” y dando espacio a enfoques y debates de “abajo-arriba”, desde la sociedad a los partidos. Las formulas dirigidas a contratar expertos o a formar comités técnicos solo han servido para burocratizar el trabajo político y para alejarlo de los afiliados y afiliadas, y de los ciudadanos en unos procesos y debates que, o bien surgen de las personas progresistas y van hacia los partidos socialdemócratas, o bien se agotan y devalúan en sí mismos.
Una insuficiente democracia interna genera estructuras clientelares, dificulta los controles
democráticos y puede ser un caldo de cultivo para la corrupción. La corrupción de los políticos y en los partidos es una de las principales causas de la desafección de la ciudadanía y de que los partidos sean vistos por algunos ciudadanos como un problema. Es injusto afirmar que no se ha hecho nada para luchar contra la corrupción en España, pero lo cierto es que muchas de las medidas legales que se han adoptado se han centrado en el aspecto institucional y han soslayado una cuestión fundamental: la necesidad de una profunda regeneración que incorpore controles internos y sistemas de transparencia en el seno de los partidos políticos, así como mayores poderes al Tribunal
de Cuentas, para prevenir y eliminar las prácticas corruptas.
10. Nuestro objetivo es volver a unir a todo el socialismo español en torno a un proyecto atractivo e ilusionante de un socialismo democrático renovado y debatido a fondo, con un liderazgo integrador que asuma el pluralismo existente en el seno del PSOE y el protagonismo de la militancia. Para ello, resulta imprescindible tanto la dinamización de la actividad de los militantes, como la apertura de las Casas del Pueblo hacia los simpatizantes, los ciudadanos y las 3 organizaciones y plataformas cívicas. El empoderamiento y la participación de todos los que forman parte del PSOE es imprescindible. Solo así se podrá contar con una organización sólida, bien implantada, con una moral alta y con capacidad para impulsar la necesaria transformación de España, en concordancia con los desafíos estratégicos existentes.
11. El PSOE tiene que ser un partido participativo y coherente, donde la integridad y el cumplimiento de la palabra dada predominen, donde se cumplan las promesas electorales y donde se respete la voz de los afiliados. En donde prime una nueva forma de hacer política: directa, confiable, íntegra, coherente y leal.
Debemos evitar cualquier involución hacia un modelo organizativo para el PSOE más propio de los partidos de notables y de lealtades clientelares que de las organizaciones socialdemócratas que valoran las deliberaciones y en las que la militancia participa directamente en la elección directa de sus dirigentes y candidatos, y en la toma de decisiones de trascendencia. Defendemos un modelo que responda a la tradición democrática de aquel PSOE de Pablo Iglesias que consultaba a la militancia las grandes decisiones, así como un funcionamiento coherente con las necesidades expresadas por la sociedad del siglo XXI, que quiere que el PSOE avance en la dirección de una cultura democrática de más calidad y de una organización más abierta a la participación ciudadana, a la transparencia, a los controles internos para evitar la corrupción y a la rendición periódica de cuentas por parte de sus cargos públicos.
12. Consecuentemente, los socialistas tenemos que reforzar, modernizar y actualizar nuestra organización a partir de los siguientes criterios básicos:
4.1. Rendición de cuentas.
13. Todos los cargos electos del PSOE, a todos los niveles, deberán rendir cuentas de modo obligatorio, sancionable y periódico (como mínimo anualmente) de su gestión a los ciudadanos, mediante la apertura de procesos públicos y participativos. La rendición de cuentas debe venir acompañada de la máxima transparencia, del respeto a un código ético estricto y de la verificación del cumplimiento de los compromisos electorales contraídos. También los cargos orgánicos deberán rendir cuentas de manera periódica de sus actuaciones, incluidos los miembros del Comité Federal ante quienes les han elegido en las federaciones. Se incorporá un procedimiento preciso para lograr la rehabilitación pública de un cargo público socialista investigado o que ha renunciado con antelación y que posteriormente se demuestra que era ajeno a cualquier práctica incorrecta, o resultara inocente ante la Justicia de una acusación. La reposición en su cargo, previo informe de la Comisión de Ética y Garantías y, si es voluntad del afectado, se producirá en el siguiente proceso interno o periodo electoral. 4.2. Militantes y simpatizantes.
14. El PSOE tiene que estructurarse como una organización adaptada a la sociedad actual, a sus necesidades y aspiraciones, siendo fiel reflejo de los sectores que quiere representar, y tiene que aumentar el número de sus militantes, así como de simpatizantes.
15. La militancia debe ser considerada como la columna vertebral del partido y el ámbito donde se forjan los cuadros políticos del PSOE. Son los actores principales del partido, en base a una nueva concepción de su papel como artífices de los nombramientos de los cargos internos, siendo consultados en las grandes decisiones estratégicas que adopte el partido.
La militancia socialista es la que hace que el PSOE se parezca a España, y en consecuencia es el mejor canal para que lleguen al partido las principales demandas y propuestas ciudadanas.
Además de fomentar el derecho y el deber de los militantes a plantear iniciativas en las
asambleas de sus agrupaciones, es necesario dotarse de nuevos instrumentos.
Por eso, se incluirá en nuestros estatutos el derecho de Iniciativa Política de los Militantes, para que puedan articular propuestas que sean discutidas en órganos superiores al local. La vía de la iniciativa política de los militantes será posible ante los diferentes órganos del PSOE, desde los niveles locales y de las CCAA hasta la CEF y el Comité Federal. Deberá contar con el apoyo de un 20% de firmas de los militantes del ámbito al que se dirija la iniciativa, que será de tratamiento obligado.
16. Deben diseñarse sistemas de elección directa para delegados por federaciones a congresos o conferencias políticas. Toda la militancia podrá votar y ser votada en los procesos de elección interna, debiendo garantizarse el funcionamiento democrático de las Agrupaciones, con clara especificación de los derechos y deberes de los militantes. Los simpatizantes serán una parte fundamental de la organización socialista tanto cualitativa como cuantitativamente. Para ser simpatizante del PSOE basta con registrarse como tal en un censo electrónico del PSOE y pagar una cantidad simbólica en el momento de su inscripción. Los simpatizantes, junto a los militantes, podrán participar y votar en la selección de candidatos para las elecciones en las diferentes instituciones representativas a todos los niveles.
17. Las sedes locales del PSOE estarán abiertas a las preocupaciones y actividades ciudadanas y a los simpatizantes para que puedan impulsar iniciativas. Es necesario que la CEF y las Comisiones Ejecutivas Regionales-de Nacionalidad y provinciales e insulares, así como las locales, se comprometan con un plan coordinado para crecer en número de afiliados y simpatizantes, dinamizar la vida interna, promover el debate y la modernización de las actividades de las Agrupaciones. Un plan que facilite a las Casas del Pueblo recursos suficientes para su apertura a los ciudadanos y ciudadanas, estableciendo nuevos instrumentos y canales de participación, aprovechando las tecnologías de la comunicación, así como aplicando formas de gestión más eficientes.
18. Para propiciar e impulsar el número de afiliaciones y el papel de las Agrupaciones y de las Casas del Pueblo se creará una Secretaría de Dinamización de las Agrupaciones Locales a nivel federal y regional, con una Secretaría Local de la Casa del Pueblo en todas las Agrupaciones.
19. Se reforzará el papel de las Agrupaciones del Exterior como articuladoras principales de la participación de los militantes en el Exterior y de la restauración y defensa de los derechos e intereses de la ciudadanía española en el Exterior. Para ello, el Partido potenciará la militancia en el
Exterior, fomentando nuevos modelos que permitan la doble militancia, garantizando a sus militantes la representación democrática en igualdad de condiciones respecto al resto de los militantes, mejorando su presencia y representatividad en los Órganos del Partido a través de Federaciones internacionales y favoreciendo una eficaz comunicación y coordinación con el Partido.
20. Se impulsará el papel de la formación ideológica, política y técnica al máximo nivel, con un programa formativo en cinco grandes áreas (formación básica, formación ideológica, formación técnica, formación institucional y formación superior), y se asumirá el compromiso de reabrir y poner en funcionamiento el Centro de Estudios Jaime Vera. Igualmente, se realizará un plan de formación específico para nuevos afiliados y afiliadas y se potenciará la formación online.
21. Establecer un Código de redes a compartir y asumir por toda la militancia socialista, con el compromiso de utilizar las redes sociales de manera positiva, en base a principios de veracidad, respeto mutuo, participación constructiva y máxima concordia.
22. El PSOE debe abrirse a los inmigrantes llegados a nuestro país para vivir y trabajar con nosotros. La participación política es fundamental para su integración social. El PSOE llevará a cabo una campaña de acercamiento a los inmigrantes y fomentará la afiliación de estos trabajadores, facilitando a las Agrupaciones los instrumentos para abrir nuestro Partido a los inmigrantes.
23. Todos los años se celebrará una Convención anual de balance y estrategia. Dicha Conferencia será similar a la que realizan otros partidos socialistas europeos y se efectuará al comienzo del curso político.

 


Otras Noticias

Acto de Campaña de Pilar Alegria, 21 de septiembre a las 19:horas

Pilar Alegría os espera en el Balcón de San Lázaro, el día 21 de septiembre a las 19: horas

  • jpg
  • jpg
  • jpg
barrafooter

w3cPSOE - CEF © Ferraz, 70. Madrid. Tel. 91 582 04 44 infopsoe@psoe.es
AVISO LEGAL Optimizado a 1024 x 800 píxeles | Mapa Web | Contacto
POLITICA DE PRIVACIDAD

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Youtube
  • Flickr
  • SoundCloud