Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

Secciones
Servicios

Conferencia Política - Propuestas para el Cambio

Sincroniza tu Agenda con la del PSOE

Ir a Tu Tienda PSOE

Suscribete a los boletines del PSOE

Artículo

Grandes Libros en sus manos

La muerte el pasado fin de semana de Ángeles García Madrid es una triste noticia que nos duele, nos duele mucho. Escribí en 2013 un artículo sobre ella y he querido rescatarlo en su recuerdo. Ángeles era generosidad, verdadera generosidad.
  • Del·licious
  • Meneame
  • Facebook
  • Twitter
  • GoogleBookMarks
  • Imprime
  • Comparte
Votar:

Votar:

Escribía hace unas cuantas semanas un artículo titulado “Mujeres en rojo” sobre María Miaja, mujer ceutí que había luchado durante toda su vida por la consecución de la libertad y de los derechos. La semana pasada citaba a Anita Molina en otro artículo titulado “La memoria democrática de las mujeres”; Anita tiene hoy 93 años, y la lucha por la democracia ha sido también una constante en su trayectoria. He conocido sus caminos y nos sirven de referente.

La mención a ambas me hizo recordar a una tercera mujer, Ángeles García Madrid. La conocí en Madrid, en el entorno de los actos que se organizaban en recuerdo a mujeres republicanas y, en especial, a Las Trece Rosas, las trece mujeres que fueron fusiladas en agosto de 1939 en Madrid y cuya historia se hizo más conocida a partir de la película de Emilio Martínez Lázaro. Ángeles estaba también encarcelada en Ventas cuando ellas fueron fusiladas. Pero esa no fue la única cárcel en la que estuvo presa Ángeles, ya que estuvo también en cárceles de Cataluña.

Cuando estás junto a Ángeles estás ante la generosidad, ante la verdadera generosidad de quienes lucharon por conseguir lo que hoy tenemos y parece derrumbarse, desmoronarse con asombrosa celeridad. La lucha de Ángeles fue la de muchas mujeres, fue la lucha de muchos hombres. No podríamos parar de agradecérselo.

En los relatos de estas tres mujeres hay similitudes entre ellas y semejanzas con las historias de muchas otras personas represaliadas y, en concreto, coincidencias con las de muchas mujeres represaliadas durante la guerra civil y la dictadura. Nos hablan de familiares encarcelados, de maridos encarcelados, de exilio, de torturas, de fusilamientos…

Pero en sus relatos destaca cómo ellas querían y luchaban por el acceso a la educación, a la cultura, identificando dónde está el primer paso para la consecución de la igualdad de oportunidades. La imagen es la de los libros, la de su preocupación por la lectura, por poder acceder a distintos libros para conocer, para crecer. No hablamos de grandes bibliotecas en sus casas, hablamos de que los grandes libros estuvieron en sus manos y que después los pasaron a otras manos. En tiempos en los que lo que había eran listas de libros prohibidos y las lecturas se compartían entre susurros, en voz baja. Listas de libros que hay que leer.

Ángeles es poetisa, y pasa ahora largas horas en la biblioteca de la residencia donde se encuentra, leyendo. Me dedicó dos poemas, escritos a mano, en dos folios que guardo con emoción. En uno de ellos era ella la que se había fijado en mis manos, pero no, no son mis manos, son sus manos las generosas.


  • jpg
  • jpg
  • jpg
barrafooter

w3cPSOE - CEF © Ferraz, 70. Madrid. Tel. 91 582 04 44 infopsoe@psoe.es
AVISO LEGAL Optimizado a 1024 x 800 píxeles | Mapa Web | Contacto

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Youtube
  • Flickr
  • RedBlog
  • VoluntariosRed
  • RSS
  • SoundCloud