Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

Secciones
Servicios

Conferencia Política - Propuestas para el Cambio

Sincroniza tu Agenda con la del PSOE

Ir a Tu Tienda PSOE

Efeméride

10 años de Felicidad, 10 años de matrimonio igualitario.

Con motivo de los actos de celebración del 10º aniversario del matrimonio igualitario, os dejamos aquí el vídeo y la transcripción de lo que ocurrió en el Congreso de los Diputados hace 10 años.
30/06/15
  • Del·licious
  • Meneame
  • Facebook
  • Twitter
  • GoogleBookMarks
  • Imprime
  • Comparte
Votar:

Votar:

Intervención textual, a petición propia, del Presidente del Gobierno de España, José Luís Rodriguez Zapatero, extraída del diario de Sesiones del Congreso de los Diputados. Disfruten con Orgullo:

"Hoy mi Gobierno somete definitivamente a la aprobación de la Cámara el proyecto de ley por el que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio, en estricto cumplimiento de un compromiso electoral ante la ciudadanía y ante la Cámara.


Reconocemos hoy en España el derecho de las personas a contraer matrimonio con otras de su mismo sexo. Antes que nosotros lo hicieron Bélgica y Holanda y anteayer lo reconoció Canadá. No hemos sido los primeros, pero tengo por seguro que no seremos los últimos. (Aplausos.)
Detrás vendrán otros muchos países, impulsados, señorías, por dos fuerzas imparables: la libertad y la igualdad.


(Aplausos.—Un señor diputado: ¡Muy bien!) Se trata de un pequeño cambio en el texto legal, se agrega apenas un escueto párrafo en el que se establece que el matrimonio tendrá los mismos requisitos y los mismos efectos cuando los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo; un pequeño cambio en la letra que acarrea un cambio inmenso en las vidas de miles de compatriotas.

No estamos legislando, señorías, para gentes remotas y extrañas, estamos ampliando las oportunidades de felicidad para nuestros vecinos, para nuestros compañeros de trabajo, para nuestros amigos, para nuestros familiares y a la vez estamos construyendo un país más decente, porque una sociedad decente es aquella que no humilla a sus miembros. (Aplausos.)

En un poema titulado La familia, nuestro Luis Cernuda se lamentaba: Cómo se engaña el hombre y cuán en vano da reglas que prohiben y condenan. Hoy la sociedad española da una respuesta a un grupo de personas que durante años han sido humilladas, cuyos derechos han sido ignorados, cuya dignidad ha sido ofendida, su identidad negada y su libertad reprimida.

Hoy la sociedad española les devuelve el respeto que merecen, reconoce sus derechos, restaura su dignidad, afirma su identidad y restituye su libertad. Es verdad que son tan solo una minoría, pero su triunfo es el triunfo de todos. También, aunque lo ignoren, es el triunfo de quienes se oponen a esta ley, porque es el triunfo de la libertad. Su victoria nos hace mejores a todos, hace mejor a nuestra sociedad.

Señorías, no hay agresión ninguna al matrimonio ni a la familia en la posibilidad de que dos personas del mismo sexo se casen. Mas bien al contrario, lo que hay es cauce para realizar la pretensión que tienen esas personas de ordenar sus vidas con arreglo a las normas y exigencias del matrimonio y de la familia. No hay una conculcación de la institución matrimonial, sino justamente
lo opuesto: valoración y reconocimiento del matrimonio. Soy consciente de que algunas personas e instituciones están en profundo desacuerdo con este cambio legal. Deseo expresarles que, como otras reformas que la precedieron, esta ley no engendrará ningún mal, que su única consecuencia será el ahorro de sufrimiento inútil de seres humanos, y una sociedad que ahorra sufrimiento inútil a sus miembros es una sociedad mejor. En todo caso, manifiesto mi profundo respeto a esas personas y a esas instituciones y quiero pedir además a todos quienes apoyan esta ley ese mismo respeto.

A los homosexuales, que han soportado en carne propia el escarnio y la afrenta durante años, les pido que al valor demostrado en la lucha por sus derechos sumen ahora el ejemplo de la generosidad y expresen su alegría con respeto a todas las creencias. (Aplausos.)

Con la aprobación de este proyecto de ley nuestro país da un paso más en el camino de libertad y tolerancia que inició en la transición democrática. Nuestros hijos nos mirarían con incredulidad si relatamos que no hace tanto tiempo sus madres tenían menos derechos que sus padres, si les contamos que las personas debían seguir unidas en matrimonio aun por encima de su voluntad cuando ya no eran capaces de convivir. Hoy podemos ofrecerles una hermosa lección: cada derecho conquistado y cada
libertad alcanzada han sido el fruto del esfuerzo y del sacrificio de muchas personas que hoy debemos reconocer y enorgullecernos de ello. Hoy demostramos con esta ley que las sociedades pueden hacerse mejores a sí mismas, que pueden ensanchar las fronteras de la tolerancia y hacer retroceder el espacio de la humillación y la infelicidad. Hoy, para muchos, llega aquel día que evocó Cavafis hace un siglo: Más tarde —decía—, en la sociedad más perfecta, algún otro hecho como yo ciertamente surgirá y actuará libremente.

Muchas gracias. (Prolongados aplausos.) (El señor Rajoy Brey pide la palabra.)
El señor PRESIDENTE: ¿Sí, señor Rajoy?
El señor RAJOY BREY: Quería hacer una intervención, señor presidente.
El señor PRESIDENTE: ¿Sobre qué base?
El señor RAJOY BREY: Sobre la base de que ha intervenido el presidente del Gobierno y por tanto abre
turno. (Protestas.)

El señor PRESIDENTE: Con esa actitud de pretender recriminar en público al presidente no se conseguirá nada. (Protestas.) Señor Rajoy, atiendo ahora cortésmente su demanda, que es la forma de entendernos. Como usted sabe muy bien, el Gobierno puede intervenir en cualquier momento del debate, y el presidente del Gobierno, en lo que ha entendido este presidente del Congreso, se ha limitado a defender el proyecto del Gobierno, a lo que tiene perfecto derecho.(Varios señores diputados: Ha reabierto el debate.) Para reabrir un debate quien lo determina o no es el presidente (Protestas.), siempre y cuando —y así lo dice el Reglamento— se estimara algún elemento que diera lugar a alusiones, cuando las ha habido en término personal, o se hubieran introducido elementos de contraposición o contradictorios con quienes se han opuesto. Pues bien, verificaré las actas (El señor Michavila Núñez: ¡Ahora!), pero me queda del discurso del presidente del Gobierno que ha expresado aquí en la tribuna, señor Rajoy, su respeto a quienes se oponen a esta ley y ha pedido respeto para quienes se oponen a esta ley, y como presidente del Congreso me parece que esto no introduce ningún elemento contradictorio. En consecuencia, no se ha reabierto ningún debate. Lo lamento, la cuestión está cerrada. (Aplausos y protestas.—El señor Rajoy Brey pide la palabra.) La cuestión está cerrada, puede usted pedir una cuestión de orden. (Protestas.) Señores de la bancada popular, por
la vía del golpetazo y de pretender, a través de ese tipo de expresiones, obtener algo del presidente, deberían ustedes haber comprendido que el resultado será cero. Dígame, señor Rajoy.

El señor RAJOY BREY: Yo acato su decisión, como no podía ser menos, pero quiero manifestar mi protesta porque en un tema de la importancia de este que estamos tratando hoy aquí al grupo más importante de la oposición y que representa a diez millones de españoles no se le deje hablar. Me obliga usted a hacerlo fuera. (Aplausos.—Protestas.)

El señor PRESIDENTE: Silencio, por favor. Esta Presidencia tiene suficientemente acreditada la apertura del derecho de réplica en esta legislatura, y ustedes lo saben de sobra, cuando efectivamente se entra en elementos de contradicción. Hoy no ha sido el caso y en consecuencia vamos a proceder a la votación. (Protestas.) Quiero hacer una advertencia. Ruego al público que está en las tribunas que ni se celebre ni se critique el resultado, quiero silencio y respeto a la decisión del Pleno. Tengo que advertir, porque habido muchas demandas de los señores diputados, lo siguiente: Votar sí es votar el texto que el Congreso aprobó y envió al Senado (Protestas.); votar no es votar en contra del texto aprobado por el Congreso y que ha sido vetado por el Senado. (Protestas.)
He solicitado la correspondiente consulta a los servicios, que me han confirmado que es estrictamente así el sentido del voto. (Protestas.) Así pues, para que no haya errores en lo que se vota repito que votar sí es votar a favor del texto que fue aprobado por el Congreso y enviado al Senado; votar no es votar en contra del texto que se envió al Senado y que ha sido vetado por esta institución.

Comienza la votación. (Pausa.)
Efectuada la votación, dio el siguiente resultado:
votos emitidos, 338; a favor, 187; en contra, 147;
abstenciones, cuatro.

El señor PRESIDENTE: Queda aprobado. (Prolongados aplausos de la mayoría de las señoras y señores
diputados, puestos en pie.) (El público presente en la tribuna, puesto en pie, hace gestos con las manos.)
Abandonen la tribuna.


Otras Noticias

Moción consecuencia de interpelación. 30/12/17

El Congreso aprueba un Ingreso Mínimo Vital para los 730.000 hogares sin ingresos que hay en nuestro país

La iniciativa del Grupo Socialista, transaccionada con otros grupos, supone una nueva prestación, con cargo a los PGE, para, “una vez agotadas el resto de prestaciones, proporcionar las familias sin n...

Soraya Vega pide al Gobierno español que actúe ante esta grave violación de los derechos humanos en Rusia. 18/04/17

El PSOE condena la persecución, muerte e internamiento ilegal de homosexuales en Chechenia

  • jpg
  • jpg
  • jpg
barrafooter

w3cPSOE - CEF © Ferraz, 70. Madrid. Tel. 91 582 04 44 infopsoe@psoe.es
AVISO LEGAL Optimizado a 1024 x 800 píxeles | Mapa Web | Contacto
POLITICA DE PRIVACIDAD

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Youtube
  • Flickr
  • SoundCloud