Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

Secciones
Servicios

Conferencia Pol?tica - Propuestas para el Cambio

Sincroniza tu Agenda con la del PSOE

Ir a Tu Tienda PSOE

Por qué el PSOE votará NO a Rajoy

15/07/16
  • Del·licious
  • Meneame
  • Facebook
  • Twitter
  • GoogleBookMarks
  • Imprime
  • Comparte
Votar:

Votar:

Desde el pasado día 26 de junio, una vez conocidos los resultados de las Elecciones Generales a Cortes, se han dado por ciertas algunas afirmaciones que están lejos de ser verdaderas.
El sistema electoral español que emana de la Constitución de 1978 no establece que los españoles elijamos directamente al Presidente del Gobierno, sino que elegimos dos cámaras, la del Congreso de los Diputados y la del Senado.
En la primera de ellas elegimos concretamente a 350 diputados, y el candidato a Presidente, una vez que es propuesto por el Rey, necesita conseguir la confianza de la Cámara en una sesión de investidura para serlo. Esto, que es tan obvio, lo escribo aquí para recordar a todos los que dan por hecho quién tiene que ser el Presidente, que la ley no sólo no les da la razón sino que les lleva la contraria. En España uno no es Presidente del Gobierno la noche electoral, sino cuando gana una segunda votación, que consiste en conseguir más votos a favor que en contra del colegio electoral que componen los 350 diputados que representan al conjunto de los españoles.
La imposibilidad que demuestra el Sr Rajoy -después de haber encabezado por segunda vez la lista más votada- en conseguir ganar la votación que le haría ser Presidente no puede ser culpa de nadie. Primero, los españoles no le han dado una mayoría absoluta para que no necesite consensuar ni pedir un apoyo a otros partidos políticos. Y segundo, su acción de gobierno ha sido la que ha conseguido, después de cuatro años, que ninguna fuerza política quisiera apoyarle, y esta negativa a apoyarle era conocida por todos los ciudadanos antes de las elecciones. Ni un solo partido dijo que apoyaría al Sr Rajoy como Presidente, más bien al contrario, todas las fuerzas políticas de este país afirmaron públicamente que nunca, ni por activa ni por pasiva, apoyarían la investidura de Rajoy.
Estas afirmaciones, que son absolutamente ciertas, no han impedido que en los últimos días una idea esté recorriendo las columnas de opinión, las tertulias políticas y los mensajes en las redes sociales; y no es otra que la de que los diputados del Partido Socialista tienen la obligación de abstenerse para que el Sr Rajoy gane la investidura. Esta idea yo creo que no necesitaría explicación, por lo absurda que es, pero como parece, por la opinión escrita y escuchada, que sí es necesario, quiero aportar las razones por las que yo creo que es absolutamente descabellada. 
Quienes están defendiendo la abstención de los diputados del PSOE están pidiendo que olvidemos todos los episodios y tramas de corrupción que por toda España han salpicado al Partido Popular, a sus miembros y a la organización, y cómo se han financiado las campañas y la vida orgánica de este partido. Los que piden la abstención piden a los diputados socialistas que apoyen al Gobierno que ejecuta unas políticas que defienden un modelo de sociedad antagónico al que defiende el Partido Socialista. El Sr Rajoy es quien ha aprobado una reforma laboral injusta y quien ha bajado las coberturas a los desempleados. Es el Gobierno que ha atacado al sistema nacional de salud y que por primera vez en nuestra historia ha sacado a ciudadanos de nuestro país de su cobertura. Es el que ha aprobado una ley de educación con todos los sectores educativos en contra, además de todos los partidos del arco parlamentario, un modelo elitista y excluyente. Es el gobierno de la “ley mordaza” y de la amnistía fiscal a los defraudadores más ricos, consolidando un modelo de impuestos no distributivo de la riqueza, sino un modelo que castiga a las clases medias y trabajadoras y defiende a los contribuyentes más ricos. En definitiva, los que están defendiendo la abstención de los diputados socialistas están defendiendo que estas políticas que los españoles hemos sufrido cuatro años las sigamos sufriendo. 
Los diputados socialistas, que han sido elegidos por más de 5 millones de españoles, llevan el mandato ciudadano de defender otro modelo de sociedad, y la presión de los medios de comunicación, de los poderes fácticos y económicos sobre los representantes elegidos libremente por los ciudadanos, es una forma de intentar alterar el mandato que los ciudadanos libremente han emitido con su voto. Si esto se produjera, significaría que existen dos poderes para elegir al Presidente del Gobierno, el de todos los españoles con nuestro voto individual al elegir a nuestros representantes, y el de unos pocos que además de su voto controlan los medios de comunicación y los poderes económicos. 

En mi opinión, la presión que se está ejerciendo sobre los diputados del Partido Socialista como mínimo intenta subvertir el sistema y roza los límites éticos y morales de nuestro ordenamiento político. 

Delia López Rodríguez.

Mis perfiles sociales:

Art?culos de Opini?n

  • jpg
  • jpg
  • jpg
barrafooter

w3cPSOE - CEF © Ferraz, 70. Madrid. Tel. 91 582 04 44 infopsoe@psoe.es
AVISO LEGAL Optimizado a 1024 x 800 píxeles | Mapa Web | Contacto
POLITICA DE PRIVACIDAD

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Youtube
  • Flickr
  • SoundCloud