Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

La familia, ejemplo de diversidad y tolerancia

A pesar de lo que diga la ultraderecha, nuestro país es un ejemplo en el mundo de que hay muchas familias, que son muy diversas y responden a diversas realidades.

 

Las palabras que se escucharon en el último pleno municipal sobre qué es familia nos hicieron retroceder a una España en blanco y negro. Un país que, afortunadamente, en nada se parece a la España del siglo, a la España pionera en el matrimonio igualitario y a la España en la que tienen cabida muchos modelos de familia distintos. Aunque a algunos les cueste, el modelo de la familia tradicional y unificada ha sido superado hace mucho tiempo y ha dado paso a diversos modos de convivencia que expresan la libertad personal y son ejemplo de la enorme diversidad que tiene nuestra sociedad.

 

A pesar de que la sociedad avanza, han surgido movimientos que quieren cercenar la libertad y volver a los modelos exclusivistas donde se trata de uniformar a toda la sociedad en un modelo familiar y social que no es real y que provoca graves conflictos personales internos a quien no encaja en esos moldes. Incluso la Organización Mundial de la Salud define a la familia como el conjunto de personas que conviven bajo el mismo techo, organizadas en roles fijos, con vínculos consanguíneos o no, con un modo de existencia económico y social comunes, con sentimientos afectivos que los unen y aglutinan.

 

Los tipos de familia actuales son muy diferentes a las familias de 50 años atrás, así como esas también lo eran respecto a las de 50 años más atrás. La evolución del concepto y los tipos de familia ha variado progresivamente al igual que lo ha hecho la sociedad. Muchos expertos dicen que una familia es la unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia en común, que se quiere duradero, en el que se generan fuerte sentimientos de pertenencia a dicho grupo, existe un compromiso personal entre sus miembros y se establecen intensas relaciones de intimidad, reciprocidad y dependencia.

 

Las familias actuales son enormemente diversas, con distintas caras, emociones y sentimientos, con sus necesidades, aspiraciones y metas, que se vincularán, con diferente intensidad, en un circuito de mutua ayuda y comprensión. La igualdad debe de darse en todos los campos posibles, y eso también implica la posibilidad de formar una familia.

 

22/07/20 - -