Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

¿Qué pasa con el proyecto de Villa Rosita?

Más de un año después de su aprobación inicial, no hay ningún avance en el proyecto presentado por una cooperativa para ejecutar unas viviendas en régimen de cohousing en Villa Rosita.

 

El Ayuntamiento aprobó en mayo de 2019 el Plan Especial de Ordenación de Villa Rosita. Más de un año después, el equipo de gobierno ha señalado que todavía no ha respondido a las alegaciones presentadas y que se han solicitado los preceptivos informes a la Comunidad de Madrid que todavía no se han recibido. Ya en su momento, el PSOE expresó que la mejor solución para esta finca histórica es habilitar un uso compartido entre el proyecto de viviendas compartidas y una zona de parque público. “Para los socialistas sería la fórmula más adecuada de responder a las necesidades de los vecinos de esa zona de La Colonia y facilitar la puesta en marcha de una nueva fórmula de viviendas colaborativas tal y como se está aplicando en otros países europeos”, explica el portavoz del PSOE local, Rodrigo Bernal.

 

UN AÑO EN LOS CAJONES

 

Desde mayo de 2019 el Plan Especial de la UE1, donde se ubica Villa Rosita, no ha experimentado ni un solo avance ya que ni siquiera se ha dado respuesta a las alegaciones presentadas por varios particulares, “un retraso absolutamente injustificado al igual que es impresentable que la Comunidad de Madrid no haya emitido los informes medioambientales y de patrimonio que son preceptivos para que el proyecto siga adelante”, indica Rodrigo Bernal.

 

Sin embargo, y aunque es cierto que en 2008 se aprobó inicialmente un cambio del planeamiento urbanístico para que Villa Rosita fuera declarada como parque público, no es menos cierto que en aquel entonces y a pesar de ser aprobada esa modificación por unanimidad, la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP, puso un reparo y dio al traste con esa posibilidad “ya que fue un requerimiento que nunca se atendió desde el Ayuntamiento por falta de voluntad política y que imposibilitó que esta histórica finca fuera catalogada como parque público”, recuerda el portavoz socialista.

 

Aunque nos hubiera gustado que Villa Rosita fuese un parque público, ahora mismo la única opción posible es encontrar un encaje entre el uso público de la finca y los derechos urbanísticos que tienen los propietarios. “En su momento el Plan Especial de Villa Rosita deberá ser aprobado por el pleno para lo cual es imprescindible que se aporten los preceptivos informes de la Comunidad de Madrid –señala el portavoz municipal socialista– que deben garantizar la absoluta preservación del entorno medioambiental, paisajístico y patrimonial de Villa Rosita y se de respuesta de una vez a las alegaciones que se presentaron hace ya un año, cuando finalizó el plazo de exposición pública”.

 

Para el PSOE sería importante que, dado que los propietarios han de efectuar una serie de cesiones para uso público, “el Ayuntamiento alcanzase un acuerdo de uso compartido de la zona de parque forestal y jardín de forma que pudiera ser utilizada por los vecinos de manera coordinada con las necesidades de las viviendas colaborativas que contempla el proyecto”, detalla Rodrigo Bernal.

 

Además, y dado que ya se supo en su momento que el proyecto de centro escolar que también se contempla el Plan Especial no va a salir adelante en la forma en que se planteaba inicialmente “se amplíe ese uso compartido al edificio histórico de Villa Rosita de forma que tanto la cooperativa de viviendas colaborativas como el conjunto de los vecinos pudieran hacer uso del mismo”.

 

22/07/20 - -