Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

¡Lo primero el empleo!

El PP elimina el trabajo de veinte familias moralejanas.

En el pleno celebrado anoche en el salón de actos de Moraleja, el gobierno municipal de la derecha antepuso los intereses de su partido a los de las personas desempleadas de la localidad, al votó en contra de una moción presentada por el Grupo Socialista en defensa de la planta de biomasa que se pretende construir en Moraleja.

 El Consejo de Ministros de la derecha española aprueba un decreto que suspende las preasignaciones de las energías renovables, eliminando de un plumazo las expectativas de trabajo de muchas familias moralejanas, cuyos miembros podrían haber paliado sus carencias económicas y la grave situación de desempleo, colaborando en la construcción y posterior explotación de la planta de Biomasa.

Decreto que parece redactado en los despachos de las grandes compañías eléctricas, las grandes distribuidoras de este país, que pretenden en base dicho decreto favorecer el consumo eléctrico de fuentes de generación de energía no renovable como la energía nuclear, de la que son estas distribuidoras exclusivos propietarios. El actual sistema de generación de energía renovable proporcionaba mayor competitividad en el sector, reduciendo los precios en el mercado eléctrico, y diversificaba la titularidad de la producción energética en cientos de nuevas empresas productoras.

Proyecto iniciado por el anterior gobierno socialista, que obtuvo la aprobación unánime en el pleno de marzo de 2011 y que a la fecha estaba casi ultimado y con expectativas de comenzar las obras en un par de meses.

Esta instalación generaría 2 MW, equivalente al consumo de 5.000 hogares, con una inversión cercana a los 14 millones de euros, que crearía 20 empleos estables y directos y pondría en producción cerca de 1000 Ha de cultivo energético para producir las cerca de 30.000 Toneladas necesarias y  el ingreso en las arcas municipales de cientos de miles de euros, que a su vez podían haberse invertido en generar el tan necesario empleo e inversión pública.

El PP aprueba una moción descafeinada al respecto, apoyada por el PSOE y vota en contra la moción socialista argumentando la gran carga política de la misma, y estos aseguran que el “decreto sí que tiene carga económica” la carga económica negativa contra los desempleados y carga económica muy positiva para las grandes empresas eléctricas del país que de nuevo vuelven a sacar tajada de un gobierno de derechas.

 

[ Ver Moción PSOE ]

07/02/12
     

Recursos relacionados

Documentos

MORALEJAmocionbiomasa