Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

Secciones
Servicios

Sincroniza tu Agenda con la del PSOE

Ingreso M?nimo Vital

Declaraci?n de Granada

Gobernando con hechos

Amin Arias - Coordinador de Organzación Grupo Federal Afrosocialista
Amin Arias - Coordinador de Organzación Grupo Federal Afrosocialista
Shimón Bar Ioná, mejor conocido como Cefas o Simón Pedro, parece perfectamente encarnado en la figura de Pedro Sánchez.

Pedro y Pablo, apóstoles del cambio

Qué curioso! Los dos personajes llamados a generar una revolución social en España mediante la aplicación de nuevas formas de hacer política, de una manera más participativa y con el compromiso de recuperar lo perdido durante los últimos cuatro años de oscuridad, de toma de decisiones erráticas y dolorosas para la población gobernada a los que nos ha sometido la derecha más rancia de todo el continente, coinciden con los nombres de dos revolucionarios que pusieron patas arriba al sistema durante el siglo I.
  • Del·licious
  • Meneame
  • Facebook
  • Twitter
  • GoogleBookMarks
  • Imprime
  • Comparte
Votar:

Votar:

Shimón Bar Ioná, mejor conocido como Cefas o Simón Pedro, parece perfectamente encarnado en la figura de Pedro Sánchez. El galileo, pescador que dejó su trabajo por entender que el compromiso social al que estaba llamado era superior, se convirtió en el discípulo más aventajado de Jesús de Nazaret (que para los fines de este análisis vendría a representar de forma abstracta al Socialismo), por delante incluso de sus once compañeros militantes, llegando a convertirse por designación en “la piedra que edificaría la Iglesia” (Mateo 16:18-19).

Cefas, que en arameo, la lengua de Jesús, significa “roca” viene a decir lo mismo que Petro en griego koiné (lengua básica con la que se escribió el Nuevo Testamento). Pedro es la roca que sirve de soporte al cambio social que significa esa revolución de los hombres contra la despótica aplicación del poder por los que quieren dominar todos los espacios públicos, impidiendo el ejercicio de la libertad y dando pábulo a la consigna de “pan y circo” que les sirve para entretener a las masas manteniéndolas  calladas, muy a pesar de que las mismas son perfectamente conscientes de los actos corruptos de muchos de sus gobernantes y de gentes que ostentan el poder económico, impregnando de malas prácticas la política, y que llevan a la Nación a la división, la confrontación, el hambre y el sometimiento, a la vez que les genera a ellos mismos una serie de beneficios en detrimento del reparto igualitario del pastel que nos corresponde a todos como ciudadanos y ciudadanas de un país libre en el que las libertades y los derechos deben estar garantizados junto al cumplimiento de los deberes como miembros de una sociedad plural, progresista e igualitaria.

Pedro Sánchez es roca. Una piedra inamovible que está aguantando los avatares del tiempo, con una concienzuda paciencia, que soporta los golpes de extraños y de amigos que intentan romperla para convertirla en arenisca.

La aceptación del mandato regio que parte del Jefe del Estado y otorga a Sánchez la iniciativa para intentar formar gobierno es comparable a la misma confianza que recibió Simón Pedro de Jesús cuando le legó ser el que siguiera la estela que dejaba, que se convirtiera en el primer Papa. Un Pontífice que tiene la responsabilidad de reestructurar todo el maltrecho Estado del Bienestar.

Comparable es también su disposición y apertura al diálogo, a pesar de las varias contradicciones, renuncias y negaciones que ha hecho, como las que protagonizó Simón Pedro cuando negó a Jesús tres veces antes de que cantara el gallo que anunciaba el amanecer de ese nuevo día de cambios. Pero se ha encontrado con el apoyo de las bases de su organización, al igual como la dieron los primeros cristianos a la designación de Cefas, y muy a pesar de la oposición a lo interno del partido de muchas voces que se muestran contrarias a su mandato, tal y como las que intentaron boicotear el pontificado de Simón Pedro.

Al lado de Bar Ioná se encuentra Pablo de Tarso, el radical perseguidor que, por ser fariseo, quiso hacer una defensa a ultranza de la Torá, de lo que él creía lo correcto, único e insustituible, hasta el punto de protagonizar la lapidación de Esteban (al que consideraré como Alberto Garzón) y a la disgregación de su congregación (Izquierda Unida), compuesta por diversos seguidores provenientes de distintas zonas geográficas y muchas confesiones (judíos y helenísticos) que habían pasado del radicalismo inicial a abrazar una manera distinta de ver la revolución social, por sus largos años de predicación y cercanía con el pueblo y su mano tendida siempre a las otras opciones con las que tenían contacto.

Pablo Manuel Iglesias no llega a ser un perseguidor, pero si es considerado por muchos como un agitador con unas ideas demasiado “puras”. Se asemeja a Saulo en su aprovechamiento oportunista de la situación sobrevenida. Pablo de Tarso se convirtió a la nueva religión una vez constatada la aceptación de la misma por el pueblo. En cuanto alcanzó poder pasó a ser uno de sus mayores predicadores, a pesar de que tiempo antes había sido quien fustigaba a los creyentes de ese movimiento salido de la pureza de la religión judía.

El conocimiento de Pablo de Tarso de la lengua griega (para nuestros fines, la Ciencia Política) le permitió llegar a lugares a los que antes no habían podido acceder otros personajes que le precedieron. Sin embargo, esa característica dificultó la comprensión exacta de sus palabras, ya que en unas ocasiones decía unas cosas y en otras cambiaba lo dicho sólo con el fin de atraer a diversas personas: jugaba con los discursos para contentar a judíos y gentiles a la vez. Vamos, que es perfectamente comparable a lo que hace Iglesias en estos momentos: si un día quiere algo lo defiende hasta el final, pero cuando constata la conveniencia de edulcorarlo no lo duda ni un instante y cambia de parecer (el ejemplo más claro son las renuncias hechas a partes importantes del programa electoral con el que Podemos concurrió a las Elecciones Europeas. Unos meses después de haber conseguido escaños en el Europarlamento, el giro que dieron en la configuración de su nuevo programa electoral para las Elecciones Generales de 2015 da cuenta del abandono de aquello que decían por la inconsistencia de sus postulados y las dificultades -por no decir imposibilidades- de llevarlo a cabo).

El turco (Saulo Pablo nació en Cilicia, la actual Turquía) fue siempre un personaje conflictivo. Se aferró tanto a su fe y creyó con demasiada fuerza ser el “elegido” que las confrontaciones con los primeros católicos y todas las iglesias cristianas preexistentes a su conversión e irrumpimiento en el mundo del pensamiento de los seguidores de Jesús, no fueron menores. Pero su inteligencia le desveló que quienes estaban antes que él no eran necesariamente enemigos, sino todo lo contrario, ya que podían convertirse en sus mejores aliados, porque suponían una cantera inagotable de personas a las que poder predicarles. Con Pablo Iglesias pasa lo mismo, predica para los votantes del PSOE porque sabe que las ideas de un lado y del otro son coincidentes.

Saulo Pablo se arrepintió de todo aquello y finalmente, después de muchas trabas, formó comunión con Simón Pedro. Se unieron como hermanos en la obra evangelística y consiguieron juntos todo aquello que no habían logrado estando por separado: sumar apoyos de los judíos y llegar a los corazones de los gentiles que abrazaron el nuevo proyecto revolucionario.

Finalmente fueron martirizados por quienes ostentaban el poder. A uno (Pablo) le cortaron la cabeza de cuajo. Al otro (Pedro) le crucificaron como a El Maestro. Simbólico, ¿no?

El mensaje es claro: aunque luego vayan a sufrir martirio, los Apóstoles del Cambio deben sacrificar sus posiciones de comodidad dentro de sus organizaciones políticas, cediendo en la negociación para así alcanzar un acuerdo que prime lo que sus congregaciones (el pueblo) realmente quieren: que prevalezca la unión que lleva a triunfar siempre al socialismo porque es la única manera genera bienestar, sabiendo muy bien que el legado de cada uno de ellos quedará para la posteridad.

Fuente: AmoDominicana.com


Otras Noticias

En un acto en el espacio ‘Pedro Zerolo’ de la sede de Ferraz. - PSOE. 06/02/17

EL PSOE CONDENA LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA Y PIDE ACTUACIONES CONCRETAS PARA ERRADICARLA

Madrid, 6 de febrero de 2017.- Con motivo de la celebración hoy del Día Internacional contra la mutilación femenina, ha tenido lugar esta mañana, en el espacio ‘Pedro Zerolo’ de la sede del PSOE en Fe...

barrafooter

w3cPSOE - CEF © Ferraz, 70. Madrid. Tel. 91 582 04 44 infopsoe@psoe.es
AVISO LEGAL Optimizado a 1024 x 800 píxeles | Mapa Web | Contacto
POLITICA DE PRIVACIDAD

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Youtube
  • Flickr
  • SoundCloud